Análisis Medidor CO₂ y Partículas DM306 / WS1125

Última modificación el 29 abril, 2021

¿Qué tiene de especial el medidor CO₂ y partículas DM306, os preguntaréis para que haga un análisis de él, me preguntaréis?

Pues resulta que en uno de mis largos paseos por AliExpress, me encontré con un medidor de CO2 y partículas en suspensión muy económico, que ya había visto muchas veces, pero hubo algo que esta vez me llamó poderosamente la atención: lo estaban vendiendo en la web oficial de Winsen.

Winsen es un viejo conocido, mío y de los usuarios habituales de este blog. Es el fabricante del sensor de CO₂ MH-Z19 con el que construí el primer medidor de CO2 casero con wifi hace ya más de cinco años, en que estaba basado el medidor casero de CO2 original publicado en este blog (aunque al cabo de poco tiempo empecé a recomendar otro sensor similar).

Este fabricante tiene una buena reputación, ya que fabrica sensores de una calidad más que aceptable a un precio económico.

Lo que capturó mi atención en este medidor era su precio. Unos 40€ la versión que lleva solo medidor de CO2 y 50€ la versión con medidor de CO2 y de partículas en suspensión PM1.0 PM 2.5 y PM10.

Claro, teniendo en cuenta que solamente un sensor de CO2 de este fabricante cuesta unos 18€ y uno de partículas unos 17€, por 15 euros más nos ofrecían un dispositivo comercial ya terminado, con un display de un tamaño muy aceptable y fácil lectura, batería recargable, alarma sonora y todo en una caja de un diseño bastante agradable.

Inmediatamente pensé: “Tengo que comprar uno, averiguar lo que hay dentro y ver si nos sirve para nuestro cacharreo”.

Dicho y hecho, en menos de 10 días ya lo tenía en casa.

En este artículo te voy a contar lo siguiente:

  1. Unboxing del medidor: Lo que recibe realmente el comprador, lo que incluye la caja, y las primeras impresiones.
  2. Análisis del medidor: ¿Qué tal funciona en general? ¿Qué tal su batería, tiempo de carga y autonomía? ¿Qué tal su exactitud y precisión, nos podemos fiar de sus medidas?
  3. Destripe” o teardown: ¿Con qué componentes está construido?
  4. Reverse engineering: Análisis e ingeniería inversa de su funcionamiento, protocolos de sus sensores, etc.

Hay una quinta parte que es mi favorita, pero tendrás que esperar a qué la termine para verla. El hackeo: ¡La parte divertida! ¿Podremos hacer un “eMariewinsenstein” con él? ¿Podremos mejorarlo y dotarle de funcionalidades adicionales? Lo estoy terminando. No te lo puedes perder!

Unboxing del Wins DM306C o WS1125

Lo primero que te diré es que no está nada claro cuál es su nombre ni su fabricante, realmente. En el exterior de la caja no pone absolutamente nada al respecto, ni fabricante, ni modelo ni nada. Claramente, un producto a ser vendido masivamente a través de múltiples marcas.

Las únicas indicaciones en la caja son: “Air Quality Monitor” en la parte superior, “MADE IN CHINA” en un lateral y unos cuantos logos de certificaciones e información ambiental. Nada más.

Ni siquiera en el manual pone absolutamente nada sobre su fabricante o el modelo. Solamente “Air Quality Monitor Instruction Manual”.

Aparentemente Winsen le da el nombre de modelo WS1125 pero otros muchos vendedores le dan en nombre DM306 o DM306C e incluso en su placa de circuito impreso aparece grabado “DM306G_RB“.

En España se vende en Amazón con marca Tackly, concretamente como TACKLY-03, y su descripción es “Tackly Medidor de co2 ambiente”.

Rebajas
TACKLY Medidor de co2 ambiente - detector co2 con medidor calidad de aire interior - higrometro digital medidor de humedad y termómetro digital para casa
  • MONITORIZACIÓN DE DATOS EN TIEMPO REAL – Se trata de un monitor de gases que es capaz de monitorear de forma precisa y en tiempo real la concentración de CO2, la calidad del aire, la humedad del ambiente y la temperatura. El producto viene incorporado con un chip de alto rendimiento de un sofisticado sensor de infrarrojos, utiliza el reconocimiento de algoritmos de Big data, tiene tecnología avanzada, ya puede evaluar y monitorear datos efectivos y en tiempo real.
  • 4 EN 1: CONTROL DE CALIDAD DE AIRE PM2.5 – Detector de calidad de aire multifuncional, ya que mide efectivamente el CO2, la calidad del aire (PM2.5), la temperatura y la humedad. Posee sensores independientes NDIR para la medición de CO2, la temperatura, la humedad, y sensor de dispersión láser para la calidad de aire (PM2.5).
  • VISUALIZACIÓN CONJUNTA Y AMPLIA – Dispone de una gran pantalla digital amplia y con medición de registros unificada en pantalla común. En comparación con los detectores de calidad del aire ordinarios y antiguos, su diseño de interfaz es más conciso, intuitivo, con una división de área clara y una textura excelente.
  • PORTÁTIL y VERSÁTIL – Este aparato medidor TACKLY tiene un diseñado ligero que le hace ser fácilmente portátil gracias a su pequeño tamaño. Es fácil de transportar y lo puedes poner donde quieras, por tanto, puede detectar la calidad del gas en terrazas, bares, dormitorios, salas de estar, cocinas, oficinas, automóviles, escuelas, hoteles, campamentos. Monitoreo en tiempo real las 24 horas para proteger la vida sana y la seguridad, ideal para las fiestas navideñas.
  • HOMOLOGACIÓN CE / CALIDAD – El medidor de CO2 y calidad de aire TACKLY está homologado por organismos de la UE, y presenta certificación CE, garantía de uso y calidad del producto. Además, el detector de alarma de CO2 está hecho de material ABS impermeable de alta calidad, y los datos se actualizan en tiempo real a 1,5 segundos por vez, lo que garantiza una experiencia de consumidor muy alta.

La verdad es que, a estas alturas, no es sorprendente en absoluto, ya que este es un modo de actuar muy habitual en los productos electrónicos chinos de bajo precio (y calidad).

A lo mejor también te interesa:  Destripe (teardown) e Ingeniería Inversa Medidor CO₂ y Partículas DM306 / WS1125

La caja viene con una rozadura en una esquina, como si la hubieran traído arrastrando por el asfalto desde China hasta Madrid. Pero como viene bastante bien embalado (un sobre de plástico fuerte, forrado con cinta de embalar y varias capas de plástico de burbujas) y el cartón de la caja es muy duro, no hay mayores problemas y el contenido está intacto.

Dentro de la caja encontramos el medidor, encajado en un plástico a medida para que no se mueva en la caja, un cable micro USB y un escueto manual en inglés. (¡Menos mal, no está en chino!).

La caja del medidor es de un plástico blanco bastante normalito, con un diseño agradable que recuerda a un radiodespertador y evita que parezca un armatoste cuadrado y ayuda a que pueda quedar bien en cualquier sitio.

Ya apagada, la pantalla se ve bastante generosa, veremos cómo se ve al encenderlo. Viene con una de esas láminas de protección autoadhesiva para evitar que se raye.

Por cierto, hablando de radiodespertadores, la pantalla es un tipo LCD bastante curioso con una iluminación lateral suave que hace que no moleste si lo tenemos en la mesilla de noche mientras dormimos.

Análisis del medidor de CO2 y partículas DM306

Llega el momento de la verdad, el momento de encenderlo.

Lo conecto con un cargador de móvil (no incluido) a su conector micro USB, pulso el único botón que hay en el aparato y el medidor se enciende con una pantalla iluminada lateralmente con grandes caracteres y que se ve muy nítida.

En los primeros segundos nos proporciona unas cuentas medidas sin sentido y, pasados unos segundos, empieza a darnos medidas más reales.

A lo mejor también te interesa:  Destripe (teardown) e Ingeniería Inversa Medidor CO₂ y Partículas DM306 / WS1125

No tarda mucho tiempo en estabilizarse y dar unos valores “logicos“. Quizá un minuto.

Según va subiendo la medida, hacia esa estabilización, el medidor empieza a emitir un insistente ‘bip’ cada pocos segundos. Compruebo ese escueto manual y veo que el medidor cuenta con un aviso sonoro cuando se alcanzan las 1000 ppm.

En el manual pone que haciendo doble-clic en el botón del frontal se puede habilitar y deshabilitar el aviso sonoro. Como no hay indicación en pantalla de sí los avisos sonoros están activos o no, por lo que tengo que hacer unos cuantos intentos de doble-clic con diferentes velocidades de pulsación y cadencia entre ellas hasta que, por fin, los avisos se detienen. Finalmente consistía en hacer dos pulsaciones rápidas en ese único botón.

Por cierto, el umbral para que se active la alarma sonora es fijo a 1000 ppm sin posibilidad de modificar ese valor. Una pena.

Las medidas de CO2 son algo más bajas que las de mis otros medidores. En concentraciones bajas, las diferencias están sobre las 50 -100 ppm y en concentraciones más altas (sobre las 1500 – 2000 ppm) las diferencias suben hasta las 100 – 200 ppm.

Aun habiendo cierta desviación, las medidas me parecen suficientemente correctas para un aparato de este precio tan económico. Pensemos lo que realmente hace este aparato: es capaz de detectar 400 moléculas de CO₂ entre un millón de moléculas de aire. A mí me parece que tiene mucho mérito.

¿Sería un aparato recomendable para saber con exactitud la concentración de CO₂? Probablemente no es medidor adecuado para saber la cantidad de CO2 que hay en el ambiente con mucha exactitud, pero hay que tener en cuenta que lo que normalmente queremos es tener “una idea” de los cambios relativos en el CO2, especialmente en las concentraciones más bajas, y para esto es adecuado y realiza un trabajo correcto.

Dicho de otra forma, en concentraciones por debajo de 1000 ppm (que son las que más nos interesan) la fiabilidad de la medida es suficiente para saber que estamos “entre 400 y 500 ppm” o “entre 600 y 700 ppm”. Esto es suficiente en la inmensa mayoría de las ocasiones.

Junto a la medida de concentración de CO2, que aparece en caracteres más grandes y con más protagonismo en la pantalla, aparecen los datos del medidor de partículas en suspensión.

El medidor nos proporciona datos de la cantidad de partículas que hay en suspensión en el aire en cada momento, actualizando ese valor cada pocos segundos y separándolas por partículas de diferente tamaño.

Este medidor nos proporciona datos sobre las partículas PM1, PM2.5 y PM10, que son los valores estándar (tamaños de partículas) que se suelen utilizar para la medición de este tipo de “polvo” en suspensión.

A lo mejor también te interesa:  Destripe (teardown) e Ingeniería Inversa Medidor CO₂ y Partículas DM306 / WS1125

Para no ocupar mucho espacio en la pantalla, y dar más protagonismo al CO₂, las diferentes medidas de partículas PM1, PM2.5 y PM10 van apareciendo en sucesión, cada pocos segundos, unas tras otras.

Hablando de la exactitud de las medidas, precisamente una cosa que me llamo mucho la atención (acostumbrado, como estoy, a analizar los datos técnicos de muchos sensores de CO₂ para nuestros proyectos) es que en ningún sitio aparecen datos de precisión.

Los datos de precisión del medidor de CO2 se los ha tragado la tierra. Ni en la publicidad, ni en el manual, ni en la caja, ni en la web de Winsen… en ningún sitio nos dice nada al respecto.

Esta falta de información técnica por parte del fabricante ya nos indica que no estamos ante un aparato de alta precisión.

En las pruebas que he hecho, la precisión en la concentración de CO₂ ha sido inferior a la de los demás sensores que utilizo (Senseair S8 LP, que utilizo como sensor de referencia, Senseair Sunrise S11, Winsen MH-Z19A, Winsen MH-Z19B, Winsen MH-Z19C, Netamo, Cubic CM1106SL-NS y otros modelos de Cubic más antiguos).

¿PM1, PM2.5 y PM10?

Esto de PM1, PM2.5 y PM10 es la forma en la que los medidores se refieren a los diferentes tamaños de partículas en suspensión. PM1 son las partículas de 1 μg (microgramo o millonésima parte de un gramo, una medida muy pequeña, realmente), PM2.5 las de 2.5 μg y PM10, si correcto, las de 10 μg.

El medidor nos indica los microgramos que hay en el aire de partículas de cada uno de esos tres tamaños por cada metro cúbico.

En este caso no te puedo decir nada sobre la precisión de las medidas, ya que no tengo ningún instrumento de este tipo con el que poder comparar, aunque más adelante te hablaré del sensor que incorpora y podré hacer algunas estimaciones.

El medidor incluye también sensores de temperatura y humedad ambiental. Me parece muy acertado, dado el mercado al que se dirige este aparato, complementando muy bien los datos de calidad del aire.

Las pruebas que he realizado de precisión de temperatura y humedad relativa has sido bastante aceptables, sobre todo teniendo en cuenta que la mayoría de los dispositivos de este tipo no suelen ser muy precisos.

En mi despacho tengo, debido a todos los proyectos y cacharreo que hago, muchos sensores de temperatura y humedad relativa, empezando por los sensores, bastante precisos, de una estación meteorológica Davis Vantage Pro 2, y continuando por sensores de Oregon Scientific, Digoo, Texas Instruments 18DS20, Bosch BME280, DHT22 y otros. Esto me permite hacer medias entre ellos que, se supone, que me dan unas cifras bastante cercanas a la realidad. La temperatura se ha mantenido dentro de 1ºC de diferencia y la humedad relativa en, aproximadamente, un 5%, lo que no está nada mal.

En cuanto a controles, el medidor cuenta con un único botón, en el panel frontal, que nos permite encenderlo, con una pulsación breve, apagarlo, con una pulsación larga, cambiar entre grados Centígrados y Fahrenheit, con una pulsación cuando está encendido, apagar el pedidor, manteniendo el botón pulsado unos segundos y activar y desactivar la alarma con dos pulsaciones cortas y rápidas.

No hay más opciones. Ni opciones de calibración, gráficos históricos o menú de ningún tipo.

El medidor incorpora una batería recargable de iones de litio de 2000 mAh que le proporciona unas 8 horas de autonomía (en mis pruebas de carga he podido comprobar que la realidad se parece mucho a este valor, con más de 1900 mAh de carga).

El tiempo de carga completa lo he medido en algo más de tres horas y media, aunque observando la evolución de la corriente de carga, he podido comprobar que alcanza una carga respetable (digamos el 80%) en bastante menos tiempo.

La autonomía no está nada mal para un medidor que, no lo olvidemos, no mide solamente CO₂ sino también partículas en suspensión (que se hace mediante una tecnología que suele tener un alto consumo relativo).

Mi conclusión del análisis

No es un aparato de precisión, pero su bajo precio lo hace bastante interesante para gente que quiere un aparato para tener una idea cuanto CO2 hay en el aire y poder ventilar. Tampoco creo que ese sea su mercado.

Lógicamente hay aparatos más precisos, pero también su precio es muy superior (especialmente si, como este, tienen también sensor de partículas).

Que incluya batería es también muy interesante, y diría incluso que sorprendente, dado el precio del medidor. Su autonomía es más que suficiente para un día de mediciones utilizando el medidor como portátil.

Un punto positivo es que la batería es completamente estándar, del tipo 18650, por lo que podremos reemplazarla con relativa facilidad si se estropea, aunque está soldada y la tapa de plástico está pegada y no es fácil de abrir.

Deja un comentario